Barcelona

“Nos negaron el piso únicamente por la enfermedad mental de mi hijo”

No querían problemas. Esto pasó a la una del mediodía y a las cuatro de la tarde ya le habían ingresado de vuelta los 1.400 euros que había pagado por la reserva del piso. En este caso, no se trataba de una cuestión económica. Todo estaba en regla. La carta de solvencia del banco sobre la mesa era más que suficiente para rubricar el acuerdo, pero al trabajador de la inmobiliaria le dio por preguntarle a Isabel por qué no entregaba una nómina de su hijo, junto al que vive e iba a vivir en el futuro piso. Isabel, que nunca ha sido de esconderse de nada ni tiene por qué, contestó con la verdad. “Mi hijo no tiene nómina. Tiene una discapacidad del 66%“. El agente no se conformó con la respuesta y continuó: “Ah, sí?… qué le pasa?”. E Isabel, a quien le costó mucho asimilarlo, pero quien siempre ha estado junto a él, con todo lo que eso significa, siguió con la verdad: “Esquizofrenia“.

Seguir leyendo….

Comment here