Actualidad

La hegemonía de la distensión

Hace unas cuantas elecciones, los ciudadanos castigaron a quienes proponían consensos y terceras vías porque la cosa iba de trincheras. Estaba todo tan crispado que pareció que se esfumaran la moderación y el centro, por donde siempre se dijo que se ganaba en España. Incendiaron las palabras y emergió la extrema derecha. Ocurrió que la gente regresó a las urnas el pasado mes de abril y dispuso la situación de otra manera, con Vox por debajo de sus expectativas y con premio para el partido al que sus adversarios acusaban de haber vendido España a los traidores. Creció el PSOE, se hundió el PP. Tensión-distensión, que es la fase que ahora toca según revela el increíble giro de Pablo Casado, dispuesto si hace falta a renegar de José María Aznar. Es esta hegemonía de la distensión que instalaron las elecciones la que explica que Pedro Sánchez intentara el nombramiento de Miquel Iceta para el Senado y que él, tras el veto de los independentistas, se la devuelva con la doble designación de Meritxell Batet y Manuel Cruz

Seguir leyendo….

Comment here